La mejor película española de la década para Alex Rodrigo

NÓMADAS (Gonzalo López–Gallego, 2001)

<< […] una cinta cercana a manifestaciones minoritarias y de autor>> (1).

Un ejemplo más de la línea que adquiere la crítica y, a veces, por extensión, el público de cine en España. Se dice que una película es “de autor” cuando hay poco presupuesto, la estética se subordina a un guión muy marcado, o se utilizan recursos de realización, fotografía, música…, que intentan romper con los famosos cánones establecidos, esos cánones que tan pronto ponemos a parir, como los echamos en falta para entender lo que nos cuentan.

A menudo, espectadores y críticos de cine realizan una división tan cómoda como imprecisa: <<¿Es una peli comercial o de autor?>>, se preguntan. Nómadas no es nada de eso. Tiene un presupuesto de los modestos y un reparto poco conocido, pero posee la mayor atmósfera estética que he visto en el cine español de los últimos diez años. ¿Es cine de autor aquel cuyo mayor logro es la integración del trabajo de los diversos departamentos (fotografía, arte, dirección, sonido, música) para cuajar una pieza estéticamente perfecta? NO para mí. Es trabajo de autores, de currelas.

Quedándome muchísimo cine español por ver, Nómadas ha sido la única película capaz de introducirme, de verdad y hasta el final, en una mente enferma, algo que no conseguí ni con la mítica Pi. Fe en el caos (Pi, Darren Aronofsky, 1998). Soy consciente de lo que influyen variables como el contexto de visionado o el momento emocional, pero mi vello y mis pupilas hablaron por sí solas. Alex (protagonista del film) no es sólo definido por la increíble interpretación de Manuel Sánchez Ramos, sino por la atmósfera, el olor y el sabor que desprende su contexto. Nómadas es la definición de la manida expresión “mundo de sensaciones”.

¿Cine de minorías? Ateniéndonos al número de espectadores, la mayoría de óperas primas españolas son cine de minorías. Si nos atenemos a que, como argumentaron otros medios, la película encantó a muchos y disgustó a otros tantos, os invito a hacer una encuesta a los espectadores de 300 (2006), Watchmen (Zack Snyder, 2009), Ágora (Agora, Alejandro Amenábar, 2009)… Vamos, las típicas películas minoritarias.

En definitiva, Nómadas habla, y habla mucho. Habla de marginación, de amor, de impotencia, de violencia esquizofrénica, de cordura egoísta, de supervivencia como enfermedad crónica. Habla como nadie en uno de los guiones con menos diálogos que he visto en el cine sonoro español. Habla de todo sin ser cine social, ni cine romántico, ni cine poético…, ni cine “de autor”. Habla siendo CINE con mayúsculas.

(1) El Mundo, 5 de junio de 2001.

WE LOVE CINEMA

Por Pedro Román


No hay Trackbacks

One Comentario

  1. Charlot

    Bravo a ambos!

    Definitivamente quiero ver nómadas, y el video un 10!!

    Comentado 19 Febrero, 2010 a las 1:17 | Permalink