La mejor película española de la década para Elo Vázquez

MI VIDA SIN MÍ (Isabel Coixet, 2002)

Ann es como el último trozo de tarta de queso con piña que da vueltas infinitamente en el frigorífico de una cafetería. <<Sola, nunca has estado tan sola en tu vida>>. La lluvia la cala hasta los huesos, y se da cuenta de que tiene que empezar de cero. A la fuerza. Le quedan apenas dos meses. <<Tu vida ha sido un sueño y ahora estás despertando>>.

Ya sé que no puedo decir que Mi vida sin mí es la mejor película del cine español de la década, ni muchísimo menos. Ya sé que ni siquiera se la puede considerar una película española. Y ya sé que casi no tengo derecho a escribir sobre ella sin haber visto el resto de películas de Isabel Coixet. Aun así, cuando me propusieron escribir estas líneas no pude pensar más que en María de Medeiros bailando al ritmo de Milli Vanilli y en Sarah Polley durmiendo en el sofá de una lavandería.

En 2002 fui a un cine de Sevilla a verla no una, sino dos veces. Por aquel entonces yo tenía sólo diecinueve años, y seguramente fue la primera vez que la muerte no me pareció algo tan lejano. Al fin y al cabo la protagonista de la película era sólo cuatro años mayor que yo, y aunque su mundo fuera tan diferente al mío (casada, con dos hijas, trabajando por la noche en una universidad, viviendo en una caravana, enferma), pude conectar con ella desde el primer minuto. Y se convirtió para mí en una de esas películas que tienes que ver muchas veces.

Pero qué ganas de ver una película tan triste muchas veces. Ya, sí, es triste, pero tiene algo que me atrapa. No sé si será la música de esas copas, el <<si no me besas, gritaré>>o la casa vacía de Mark Ruffalo. Quizá sea la valentía de la protagonista, su decisión de no decir nada o lo inevitable de pensar qué harías tú en su situación. No sé qué es, pero cada vez que suena esa canción de Alpha al final de la película se me saltan las lágrimas y me quedo con una sensación de lo más agridulce. Es como una mezcla de alegría, porque tienes la capacidad de hacer todo lo que quieras y de saborear cada momento como si fuera aquel caramelo de jengibre, y de miedo, al saber que te puede pasar a ti y que quizá tengas que elegir la tarta de queso con piña aunque no te guste. No te preocupes, Ann, que tu vida sin ti al final resultó ser como soñaste.

WE LOVE CINEMA

Por Petry Encinar Pino

Welovecinema.es alternará diariamente  su dossier de opinión “La mejor película española de la década” con la sección “Operación”. Un tema crítico acerca del “Nuevo cine español del milenio”. Mañana sábado 30 de enero: Germen del cine fantástico moderno español: Fantastic Factory por Sergio Colmenar (2000 maníacos). Con un diseño exclusivo de Patxi Gil.