La mejor película española de la década para Juanjo Ramírez

LA COMUNIDAD (Álex de la Iglesia, 2000).

… y entonces llegan los de We Love Cinema y me apuntan con un mail en la sien y gritan: <<¡Elige la mejor peli española de la década! ¡Rápido!>>, y entonces uno se ve obligado a decidir con las entrañas, y escoge a la reina del baile dejando de lado un montón de títulos que también son, todos ellos, y por derecho propio, la mejor película de la década 2000-2010.  Porque si algo tiene claro el cabrón subjetivo que hay en mí, es que las mejores pelis de las décadas las firma siempre Álex de la Iglesia.

Año 2000. El milenio se termina y no han llegado los robots, ni las naves espaciales, ni el jodido Anticristo. Llega, en cambio, algo que nuestros antepasados no predijeron: La comunidad. ¡Qué bien cocinada está esa peli! Ingredientes de lujo, administrados en su justa medida, conspirando en perversa armonía para generar el más sólido y coherente de los hechizos, bailando al son de una receta tan impecablemente bien escrita que, a pesar de la limitación de caracteres a la que estoy sometido mientras escribo esto, voy a invertir un gran número de ellos mencionando un apellido tan largo como Guerricaechevarría. Qué guionazo. Y qué bien que lo rueda el bilbaíno, con esa realización tan de obligarle a uno a quitarse el sombrero, con esa cámara que se desliza con tanto gusto y elegancia entre tanta sordidez.

No obstante, lo que me anima a elegir La comunidad como estandarte de su década es algo que trasciende ese concepto de “cocina audiovisual”, llegando a convertirse en pura alquimia. Porque esta peli consiste en eso: en alcanzar equilibrios imposibles y hallar piedras filosofales por doquier. Y es que durante los 110 minutos que dura, la carcajada hace el amor con el nudo de tristeza en la garganta; y los recodos más miserables y mezquinos del alma humana consiguen inspirar ternura; y, de algún extraño modo, el realismo más sucio y palpable es compatible con el encanto del decorado postizo. Y por si fuera poco, asistimos a una demostración de que las cosas que más nos gustan del cine de Hollywood pueden suceder en un barrio de Madrid sin que la idiosincrasia del “made in Spain” se traicione a sí misma. Porque no es tan fácil reunir a la crème de la crème de nuestros actores patrios y conseguir que resulten creíbles diciendo y haciendo cosas tan dignas del mismísimo Bruce Willis y, al mismo tiempo, tan dignas del mismísimo Berlanga.

En cierta ocasión, conseguí cabrear involuntariamente a Álex de la Iglesia al hacerle una pregunta torpe e inoportuna. En esa ocasión, él dijo, entre otras muchas cosas, una frase que se me quedó grabada a fuego: <<Hacer películas es mi puta vida>>.  Y esta peli lo demuestra, porque tiene que ser “tu puta vida” para poder reunir ingredientes tan dispares, pasarlos por el crisol de tus propias vísceras y lograr algo tan indefinible y tan auténtico como La comunidad.

WE LOVE CINEMA

Por Álvaro Daza.

Welovecinema.es alternará diariamente  su dossier de opinión “La mejor película española de la década” con la sección “Operación”. Un tema crítico acerca del “nuevo cine español del milenio”. Mañana domingo 7 de febrero: Modelos de thriller español por Noel Ceballos (Cine 365) con una serie de diseños exclusivos a cargo del artista Sergio Amado.



No hay Trackbacks

One Comentario

  1. JRR957

    “Atlético de Madrid-Real Sociedad, y yo dije………X”

    Comentado 6 Febrero, 2010 a las 17:18 | Permalink